(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

I 



La misión de Valeria 




Abuelita llevaba a Valeria y su hermana a la iglesia. Ahora Valeria tenía otra 
misión. 



DATOS DE ínteres 

(•^ Valeria vive en la ciudad 
de Veracruz, México, que 
está situada en el Golfo de 
México. Hay muchos 
adventistas allí: uno de cada 
92 habitantes es adventista. 
A menudo se forman nuevas 
iglesias. Algunas de estas 
congregaciones están en 
áreas muy pobres, donde la 
gente no tiene dinero para 
comprar un terreno y menos 
para edificar un nuevo tem- 
plo. Una parte de nuestras 
ofrendas del decimotercer 
sábado se usará en la cons- 
trucción de nuevos edificios 
de iglesia en el centro de la 
República Mexicana, inclu- 
yendo el Estado de 
Veracruz, donde vive 
Valeria. 



Valeria vive en Veracruz, México. [Localice 
Veracruz, en el Golfo de México, en un mapa.] Los 
fines de semana, cuando los padres salen a traba- 
jar, Valeria y su hermana Kenya, quedan con su 
abuelita. 

Los padres de las niñas no asisten a la iglesia, 
pero la abuelita las lleva a la Escuela Sabática 
todos los sábados. 

La nueva iglesia 

Cuando la congregación de la abuelita edificó 
una nueva iglesia, la querían dedicar de manera 
especial. Decidieron tener reuniones evangélicas 
para inaugurar el nuevo templo. Después de las 
reuniones planearon un bautismo. Valeria deci- 
dió seguir a Cristo y quiso bautizarse. Le contó 
sus planes a la abuelita, quien dijo: 

— Eso es muy bueno. Hablaremos con el pas- 
tor. 

Valeria le platicó su deseo al pastor. El pastor le 
dijo: 

— Qué bueno, pero necesitamos pedirles per- 
miso a tus padres primero. 

Valeria les dijo a sus padres que quería bauti- 
zarse. 

— Está bien — le respondieron — , pero como 
nosotros no somos miembros de la iglesia, pensa- 



MisióN Niños división interamericana 17 



mos que deberías esperar a que tengas 
más edad y que sepas bien lo que quieres 
para tu futuro. Después podrías cambiar 
de opinión acerca de la iglesia, y eso sería 
malo si ya estás bautizada. Nosotros 
pensamos que deberías esperar. 

Valeria quedó muy decepcionada. Le 
contó lo que había pasado a su abueli- 
ta, y ella se lo dijo al pastor. El pastor 
visitó a los padres de Valeria. Ellos le 
comunicaron sus preocupaciones, opi- 
nando que Valeria podría cambiar de 
opinión acerca de seguir a Jesús cuan- 
do tuviera más edad. El pastor les 
recordó que Dios había invitado a los 
niños que fueran a él, y no que espera- 
ran. 

— ^Y Jesús nunca dijo que los niños 
no se divirtieran — agregó el pastor con 
una sonrisa — ; Jesús se divirtió, y quie- 
re que sus hijos se diviertan de una 
forma sana. 

Los padres aún querían que Valeria 
esperara un tiempo. A ella la entristecía 
que no pudiera seguir al Señor ahora. 
Pero obedeció a sus padres. 

Sin embargo, los padres vieron cuán- 
to amaba a Dios y cuan determinada 
estaba a seguirlo, así que decidieron 



permitirle tomar esta decisión tan 
importante de su vida. Y Valeria se 
puso muy feliz. 

El día del bautismo, Valeria entró a 
la tina bautismal para entregar su vida 
a Cristo. Le sonrió a su mamá, quien la 
observaba desde el público. 

— Dios es muy bueno conmigo -dice 
Valeria — . Me cuida y me ayuda en la 
escuela. Me ayuda a contarles a otros 
de su amor y permite que le sirva de 
diferentes maneras. Me gusta asistir a 
los grupos de estudios bíblicos con mi 
abuelita y estudio la Biblia con mi her- 
mana Kenya. 

Valeria quiere decirles a los niños: 

— Si quieren ser bautizados, déjenlo 
en manos de Dios. El lo hará posible. 
Oren mucho. Pueden adorar al Señor, 
orar, y asistir a la iglesia sin ser bautiza- 
dos. Pero no tarden en entregarle sus 
corazones a Jesús, necesitan estar listos 
para ir al cielo cuando él regrese. 

Niños y niñas, Valeria tiene una 
misión. Comparte su amor por Cristo 
con otros. También nosotros podemos 
hacerlo al contarles a nuestros amigos 
de Dios, y al traer nuestras ofrendas a 
la Escuela Sabática cada semana. 




18 



Misión Niños división interamericana